San Diego La Blanca, historias de bodas e invasiones

Una gran muestra de cómo eran las construcciones de antes, los orígenes de las grandes haciendas; todas lo son, todas tienen esa imagen campirana y que se mantuvo por mucho tiempo en la mente del colectivo, todo gracias a las películas de la época de oro del cine mexicano. Los siglos no pasan en balde, pero si quedan en buenas condiciones, las bases y/o cascos de las haciendas, se puede trabajar en ellas, rescatarlas y adecuarlas a los tiempos modernos; pero sin que pierdan su esencia de gran construcción. San Diego La Blanca es otra clara (y preciosa) muestra de cómo vuelven de sus cenizas y aparecen los majestuosos edificios, imponiendo gallardía con su presencia.

HSDLB_02Atlixco es una ciudad representativa del interior del estado de Puebla, con un clima envidiable, la frescura del mismo se presta para que sea tomada en cuenta, en la realización de eventos de cualquier índole y tiene la ventaja de tener muchos ejemplos de estas edificaciones. San Diego La Blanca es uno de ellos, con enormes jardines y uno de sus particularidades no es tanto su servicio o sus instalaciones, sino las características de sus paquetes, entre éstas, resaltan la que puedes pagar en cómodas mensualidades  y te respetan el precio acordado desde la firma del contrato.

No hay límite en el horario, hablando estrictamente de los salones; con esto puedes tener un evento sin tantas restricciones y como son habitaciones bien adecuadas, no hay mucho ruido que se filtre hacia los vecinos y así no son molestados con éste punto. Entrando un poco en su historia, éste es un inmueble que tiene un poco más de 250 años, y comentan, quienes la administran, que en 1847 fue utilizada como un reducto, para tratar de contener al  ejército invasor de los Estados Unidos. Con esto se comprueba que hay muchos ejemplos de la heroica resistencia que han tenido los mexicanos en general contra estos extranjeros belicosos.

Retomando el tema de sus instalaciones, podemos describir sus hermosos jardines, uno que es el interior, de pequeñas proporciones, que está integrado a las dimensiones del casco principal y en éste puedes montar un buen enlace, teniendo una discreción para sus votos. Hay otro que tiene muchos metros más, que te otorga un área ideal para hacer una fiesta con muchas mesas; por montajes no hay problemas, ya que se pueden hacer con un buen número de invitados e implantar una temática en especial. El cupo para el primero es de 150 personas como máximo y el segundo te da la seguridad de involucrar hasta 2000 invitados.

Cuenta con caballerizas y si quieres te pueden rentar a los potros o percherones que tienen en las mismas, diseñar tu carruaje propio con estos nobles animales; hay una Capilla, pero se te hace la aclaración que no está consagrada. Puede que no te sea un punto muy positivo, pero preferimos la sinceridad de los detalles y que el servicio de administración sea franco y abierto como ya lo son.

No dudes en contactarlos, la dirección es en Calle Atlixco sin número; el teléfono es 2223 934914 donde agendas una cita y te den un recorrido por sus bellas instalaciones.

Sibaris, Descubre los años idos, Degusta con lo blanco y Comparte una página más al anuario de las celebraciones.